Las consecuencias que conlleva la mala práctica del ciclismo recreacional

Las consecuencias que conlleva la mala práctica del ciclismo recreacional

Cada día la bicicleta tiene más acogida, sin embargo, realizar una práctica incorrecta puede causar desmayos, problemas de hipoglucemia y fatiga crónica, incluso, generar en la persona rechazo hacia este deporte.

COMPARTIR
El pasado 2 de febrero se realizó el primer ciclopaseo cultural ‘Conozcamos la historia de nuestra ciudad en bici’. El punto de encuentro fue en la entrada principal de la UIS (carrera 27 con calle 9). /FOTO KEVIN CALA PÁEZ

Pese a que cada día se ven en las calles a más ciclistas desplazándose a sus sitios de trabajo o estudio, o haciendo deporte, Bucaramanga y el área no cuentan con un estudio que indique qué tanto utilizan los ciudadanos el ‘caballito de acero’.

El 23 de junio de 2016, el Área Metropolitana de Bucaramanga (AMB) realizó una encuesta en el día sin carro a 384 personas en la que se les preguntó a los transeúntes si usaban o no la bicicleta, 125 de los encuestados (32,6%) afirmó que lo hacía ocasionalmente. La mayoría respondió que la utiliza por recreación (40,8 %) o por deporte (36,8 %).

Otros datos presentados el 8 de febrero de este año en la séptima encuesta de percepción ciudadana ‘Cómo Vamos’ revelan que sólo el 1 % de la población de Bucaramanga, Floridablanca, Girón y Piedecuesta (978.925 habitantes en total) se desplazan en bicicleta, a diferencia de lo que ocurre en otras ciudades como Bogotá -pionera en esta práctica según el Banco Interamericano de Desarrollo por contar con 376 kilómetros de ciclorutas-, lo cierto es que muchos ciudadanos cada vez la hacen parte de su diario vivir.

El auge podría atribuírsele a las apariciones de los ciclistas colombianos en los últimos años en el Tour de Francia, Giro de Italia y Vuelta a España, en las que Nairo Quintana, Esteban Chávez o Jarlinson Pantano, por mencionar algunos, han hecho destacadas presentaciones. También en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, en la que ganaron diploma olímpico, Fernando Gaviria, y medallas Mariana Pajón y Carlos Ramírez.

Ya sea por la motivación que generan ciclistas colombianos, por hacer ejercicio, por el servicio que la bicicleta presta como transporte alternativo, por servir como un método para adelgazar o por compartir tiempo con los amigos en las noches y fines de semana, no se puede desconocer que cada día tiene más acogida.

Sin embargo, no hay que dejar de lado que el mal uso de este aparato no sólo puede exponer a los ciclistas en las vías, sino poner en riesgo su salud, especialmente cuando nunca se ha usado y el cuerpo no está acostumbrado.

Pero ese contacto con el ciclismo ha ido acompañado de una mala práctica, que se puede dar debido a una postura inadecuada, por no tener los implementos necesarios, sobrecargar el cuerpo de ejercicio, recorrer largas distancias cuando no se está acostumbrado a hacerlo. También se puede dar por una mala alimentación, así como preparación previa a la práctica del deporte, por no hacer estiramiento, o a causa de la falta de hidratación durante el recorrido.

Mayra Alejandra Sierra, estudiante de Licenciatura en Lengua Castellana de la UIS, asegura que luego de montar cicla siente dolor muscular, en la espalda y glúteos. “Monto de a una hora, muy de vez en cuando, dos veces al mes más o menos y cuando lo hago siento dolor muscular”.

Por su parte, Omar Jahir Galvis Ochoa, estudiante de Ingeniería Industrial de  la Udes, señala que luego de un buen tiempo fue que se acostumbró a montar y el dolor disminuyó. “Las primeras veces me dolían mucho las piernas y la espalda, luego me acostumbré, aunque monto esporádicamente”.

Sierra y Galvis no presentaron más que dolores en el cuerpo, contrario a Santiago Estévez, estudiante de Ingeniería Agronómica en la Universidad de Ciencias Aplicadas y Ambientales, quien afirma que “un día monté cicla durante varias horas y al día siguiente las piernas no me respondían, tuve que estar quieto varios días”.

La fisioterapeuta Iliana Ortega Vera señala que la mala práctica del ciclismo recreacional trae como consecuencia la acumulación del ácido láctico –compuesto químico que se produce continuamente en el metabolismo-, que genera dolor en la zona muscular.

Si la persona es sedentaria y lo practica de un momento a otro por varias horas puede llegar a lesionarse, sufrir dolor articular e incluso no volver a practicar el deporte por algún tiempo.

Al no haber una adaptación articular ni neuromuscular se puede producir fatiga crónica. De acuerdo con el deportólogo Darwing Iván Rodríguez Velázquez, incluso “puede que haya rupturas musculares”. Además, señala como consecuencia más grave que “se puede producir un paro cardiaco, por tener una dieta demasiado deficiente o un nivel de sedentarismo alto”, aunque hace la salvedad de que estos ya serían casos extremos.

Recomendaciones

Ortega Vera asegura que lo ideal sería realizar un previo calentamiento y posterior un estiramiento para que no se acumule el ácido láctico y no se genere dolor.

Por su parte, el médico Armando Sarabia Contreras explica que la forma correcta en la que se debería practicar este deporte debe ser progresiva y constante, “así traerá beneficios tanto en la parte cardiovascular, como de masa y condición física”.

Considera que el deporte sea cual sea el objetivo con el que se haga es bueno para la salud, matizando la importancia de hacerlo con regularidad y de manera progresiva, para evitar lesiones.

Otras de las recomendaciones son en cuanto al recorrido que se hace o la postura que se tiene en la bicicleta. Se recomienda ir cambiando con regularidad la postura que se tiene, para darle descanso a la espalda. De igual manera, es importante la acomodación del sillín y el manillar, ya que acomodarlos demasiado abajo o muy arriba podría incidir negativamente en la zona lumbar. Realizar un completo estiramiento, no solo trabajar las piernas y brazos, sino también los glúteos y la espalda.

Otros usos de la bicicleta

Julián Andrés Rojas Mantilla, coordinador de la Oficina de la Bicicleta de la dirección de Tránsito de Bucaramanga, dice que el modelo de crecimiento de la ciudad no soporta el aumento del parque automotor, entonces “la opción no es incrementar las vías porque nunca va a haber un punto de equilibrio, la solución es fomentar el desplazamiento en otros medios que generen menos ocupación del espacio público, como lo hace la bicicleta”.

Para Rojas Mantilla, “la bicicleta no es solo deporte, también es transporte”.

Son aún más las personas que solo la usan de manera recreativa, por ello, Diego Moreno, director de la Corporación Ciclaramanga, dice que “sería bueno que las personas dejaran de ver la bicicleta meramente como un objeto recreativo y la exploraran como un medio de transporte”. El uso de la bicicleta de manera recreativa conlleva un beneficio propio de las personas, usarla como medio de transporte genera un beneficio en su entorno.

Lo que debe tener en cuenta

En la medida en que se va realizando el deporte con regularidad puede llegar a convertirse en una necesidad adquirir otro tipo de elementos. Periódico 15 presenta una lista de algunos de estos implementos y el valor aproximado que tienen en el mercado.

Prenda Valor C/U
Maletín impermeable para celulares, guardabarro, guantes.  $30.000
Velocímetro impermeable, estuche sillín impermeable, rodilleras, coderas, luces, kit para despinchar, casco, gafas. $50.000
Chaqueta cortavientos, cinturón canguro, espejo para casco. $80.000
Pantalón cortavientos, mochilas de hidratación.  $100.000
Uniforme manga corta licra, Pedales. $150.000
Zapatos.  $200.000

 

Por Kevin Cala Páez
Kcala690@unab.edu.co
@cala03

 

 

Universidad Autónoma de Bucaramanga
COMPARTIR