Inicio Bucaramanga Visitantes del parque La Flora dicen que falta de agua en los...

Visitantes del parque La Flora dicen que falta de agua en los baños los perjudica

Un cartel anuncia que las baterías sanitarias están fuera de servicio, además del deterioro en las zonas de juegos y fuentes de agua. La Alcaldía no ha dado a conocer los diseños y la comunidad muestra su descontento con la situación.

COMPARTIR

 

Desde enero, la Corporación Autónoma Regional para la Meseta de Bucaramanga (Cdmb) cedió la administración del parque La Flora (ubicado en inmediaciones de los barrios Terrazas y La Floresta) a la Alcaldía de Bucaramanga, que se comprometió a realizar mejoras y remodelaciones al lugar. Sin embargo, a la fecha del 16 de marzo solo se han adelantado jornadas de aseo en zonas verdes, e incluso, los baños del lugar fueron sacados de servicio por la falta de agua.

Los grupos de la tercera edad y caminantes que frecuentan este pulmón verde de la ciudad, expresan que el deterioro del lugar afecta a los visitantes. Gilberto Camargo Amorocho, miembro del grupo de los Caminantes de Bucaramanga, le envió una carta al alcalde Rodolfo Hernández Suárez el pasado 12 de marzo, en la que le pide tomar acciones ante esta situación y no incumplir con lo que se prometió en meses anteriores.

Si bien en la edición 353 de Periódico 15 se contó por parte de la ingeniera Fanny Arias, de la secretaría de Infraestructura de Bucaramanga, que a finales de abril saldría la licitación del proyecto y que a partir del 25 de mayo se entregarían los diseños, lo cierto es Wilson Mota, coordinador de obras de la Alcaldía, dijo que “hasta el momento no se ha ordenado nada que tenga que ver con arreglos del lugar. Con respecto a la queja de la comunidad sobre el cierre de las baterías sanitarias, “lo único que se hizo fue enviar un supervisor para comprobar si verdaderamente los baños no estaban funcionando”, expresó el funcionario.

El deterioro avanza

Camargo Amorocho asegura que, de acuerdo con el código sanitario vigente, toda institución, establecimiento público, sitio de diversión o de entretenimiento, mientras tenga una convocatoria de gente, debe ofrecer garantías sanitarias, de lo contrario, “se debe cerrar o sellar porque no se puede ofrecer este espacio al público sin antes solucionar la situación. Fue por esto que envié la carta al alcalde, Rodolfo Hernández Suárez”, comenta el también arquitecto.

El descontento de la comunidad es notorio, ya que en este momento en caso de querer hacer sus necesidades se debe salir del parque. “Para uno de hombre no es tan complicado buscar un sitio en donde hacer su necesidad, pero para las mujeres es incómodo tener que aguantarse”, afirmó Fabián Arenas Bustos, habitante del barrio La Floresta.

Por su parte, Luz Oneida Uribe, mujer de la tercera edad y habitante del barrio Terrazas, y quien asegura que frecuenta el parque dos veces por semana, dice que el lugar está deteriorado, a lo que se suma el verano y la falta de lluvias, que afectan el buen estado de la vegetación. “Si uno tiene una urgencia se demora mucho en salir, porque el lugar es grande. Antes funcionaba muy bien, no entiendo por qué el abandono”, añade la residente del sector.

Al cierre de esta edición, los baños del parque La Flora seguían cerrados. Por su parte, la administración local tampoco tiene dentro de sus planes adelantar las reparaciones en las zonas de juegos infantiles, las cuales presentan deterioro avanzado.

Por Omar Sebastián Lozada Gómez

olozada@unab.edu.co

 

Universidad Autónoma de Bucaramanga
COMPARTIR